Presidente Maduro destaca ante el Consejo de DDHH informe de la Relatora de la ONU sobre impacto de MCU en Venezuela

Durante su participación telemática este lunes en el segmento de alto nivel de la 46° sesión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el presidente de la República, Nicolás Maduro, reiteró que el Estado venezolano trabajará decididamente con los actores de esta instancia multilateral y que «no aceptaremos la injerencia o intervención de ningún mecanismo inquisidor contra la patria venezolana».

«Están equivocados quienes creen que Venezuela disminuirá la cooperación alcanzada con la Oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, como consecuencia de estas provocaciones ideologizadas de un grupo de gobiernos», enfatizó.

El Jefe de Estado actualizó la denuncia sobre la imposición de más de 450 medidas coercitivas unilaterales e ilegales contra el pueblo venezolano, que entre otras afectaciones destacó la retención de al menos 30 mil millones de dólares en efectivo, que forman parte de los activos de la República en el exterior.

Aseguró, sin embargo, que no se detendrá la marcha de los programas dirigidos a garantizar la seguridad social del pueblo venezolano y que, «con este fin, hemos fortalecido nuestra cooperación con el sistema de Naciones Unidas de manera integrada con todos sus organismos especializados, programas y fondos».

En este sentido, especificó que el Gobierno venezolano renovó en septiembre del 2020, por un año más, el Memorando de Entendimiento con la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, en función de continuar fortaleciendo los vínculos de cooperación y asistencia técnica en materia de promoción y protección de los derechos humanos en la nación suramericana.

Asimismo, el presidente Maduro se refirió a la reciente visita al país de Alena Douhan, relatora especial de la ONU sobre las repercusiones negativas de las Medidas Coercitivas Unilaterales (MCU), quien en las conclusiones de su informe preliminar destacó que las mal llamadas sanciones aplicadas por Estados Unidos y la Unión Europea, «como herramienta deliberada para alcanzar un cambio de régimen en Venezuela, violan flagrantemente el derecho internacional y todos los instrumentos universales y regionales de derechos humanos».

Enfatizó que la Relatora de la ONU exigió el levantamiento de las sanciones contra Venezuela, la devolución de sus activos y las garantías de acceso del Estado venezolano a los recursos que han sido ilegalmente congelados en el mundo, así como el acceso al sistema financiero mundial.

Atención del COVID-19

En relación con las graves e inesperadas circunstancias del COVID-19 que enfrenta la humanidad, el mandatario venezolano precisó que éstas exigen de los líderes mundiales mayor compromiso en el trabajo por un destino mejor, común y compartido.

Acotó que la pandemia ha exacerbado las injusticias y desigualdades sociales, y ha puesto en evidencia la necesidad de asumir la salud como un derecho humano fundamental. «El multilateralismo está demostrando que es la única vía posible para superar las dificultades globales y construir mejores condiciones de vida para los pueblos». Ratificó, además, el reconocimiento al trabajo orientador de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha logrado las coordinaciones entre los Estados para evitar una tragedia aún mayor.

El dignatario precisó que Venezuela ha logrado mitigar y controlar la pandemia mediante una política social preexistente de salud pública, de calidad y de seguridad social; la implementación de metodologías de bioseguridad fundamentadas en la participación ciudadana, así como en la aplicación de tratamientos científicos complementarios que puso a la orden de los Estados miembros.

Finalmente, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela reafirmó el compromiso de su gestión con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

Tags: , , , , , ,