Cepal llama a la solidaridad internacional para la distribución universal de la vacuna contra el COVID-19

“Debemos avanzar en la sostenibilidad para construir un futuro con más igualdad, solidaridad y cooperación internacional (…) Es la cooperación quien un ocupa un papel central para avanzar en soluciones sostenibles”, señaló este martes Alicia Bárcena, secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), durante su intervención en el XII Foro Ministerial para el Desarrollo en América Latina y el Caribe, organizado con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) en Latinoamérica y el Caribe.

La secretaria Bárcena llamó a la solidaridad internacional para la distribución universal de la vacuna y a pensar a largo plazo para corregir los problemas estructurales que atraviesa la región.

“No podemos permitir el acaparamiento de las vacunas por parte de los países desarrollados que, a nivel bilateral, están comprando todas las vacunas y dejando por fuera a Covax”, indicó la alta funcionaria de la ONU, en referencia a los inconvenientes que pueda tener la campaña –mecanismo internacional Covax– que está proponiendo la Organización Mundial de la Salud (OMS) para vacunar a personas en países de ingresos medios y bajos de todo el mundo contra el coronavirus.

“En esta hora compleja se revela la importancia insustituible del Estado. La amenaza que encaramos no se resuelve desde el mercado. Demanda bienes y servicios públicos, el resguardo del bien común y una acción articulada. Requerimos liderazgos transformadores”, fue otro de los llamados que hizo la secretaria ejecutiva Alicia Bárcena.

Durante su intervención, dijo además que los países tenían la oportunidad de construir un nuevo futuro, promoviendo la protección social y la salud universal, examinando sus propias limitaciones, corrigiendo errores, modificando patrones de comportamiento y sobre todo ampliando y renovando sus coaliciones políticas para una recuperación transformadora.

De igual forma, recordó que el COVID-19 golpeó a una región ya asolada por problemas estructurales como la falta de competitividad auténtica, basada en el cambio tecnológico y la diversificación; restricciones externas; una desigualdad en alza; y un aumento de emisiones de dióxido de carbono (CO2) y la destrucción de la biodiversidad y ecosistemas.

“La comunidad mundial tendrá que confrontar el hecho de que la globalización no funcionó como prometía y que debe ser reformada. Los costos de la desigualdad se han vuelto insostenibles”, agregó sobre ese punto.

Asimismo, la alta funcionaria llamó a “combatir la cultura del privilegio, esa herencia de vestigios coloniales”, y por el contrario a fortalecer el multilateralismo a través pactos globales, regionales y nacionales.

“Necesitamos la cooperación internacional y forjar pactos políticos y fiscales para sentar las bases de un Estado de bienestar universal en América Latina y el Caribe”, afirmó.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL enfatizó que la pandemia está provocando la mayor recesión económica de los últimos 100 años, con una caída de -7,7% del PIB regional, así como aumentos generalizados de la pobreza y la desigualdad.

Tags: , , , , , , , , ,

Temas: Coronavirus.