Irán y Venezuela fortalecen sus relaciones estratégicas

El ministro venezolano de Exteriores destacó que los actuales gobiernos de la República Islámica de Irán y la República Bolivariana de Venezuela se han concentrado en distintas áreas para la expansión y desarrollo de sus relaciones bilaterales, subrayando: “Creo que tanto el presidente Maduro como el presidente Rohani han entendido perfectamente la necesidad de concentrarse en determinadas áreas, unas áreas estratégicas para hacer frente al bloqueo estadounidense contra ambos países, pero que en Venezuela se han convertido en máximas prioridades para el pueblo venezolano; y allí es donde nos estamos concentrando”.

Jorge Arreaza efectuó esas declaraciones en una entrevista exclusiva con IRNA, durante la cual se refirió al reciente viaje de su homologo iraní, Mohamad Yavad Zarif y al envío de los petroleros con gasolina a Venezuela, resaltando que a pesar de las injustas sanciones de EEUU y la pandemia del COVID-19, tanto los viajes de delegaciones políticas como los intercambios comerciales y la cooperación estratégica y económica, siguen vigentes entre ambas repúblicas.

En otra parte de sus declaraciones, el canciller Arreaza destacó los factores que contribuyen a fortalecer las relaciones y la profunda amistad existente entre Teherán y Caracas, a pesar de la distancia geográfica, y subrayó: “Irán y Venezuela son dos potencias, de mediana dimensión, que comparten mucho más de lo que uno puede creer a pesar de la distancia”.

“En primer lugar, somos revoluciones antiimperialistas, somos revoluciones asediadas, somos pueblos que han decidido ser libres y que nada ni nadie puede impedirlo; tenemos procesos similares, afines, tenemos también adversarios comunes y esa gran voluntad por la libertad y la independencia nos une. Además, nuestras economías también se complementan y unidas suman, como en el caso del gran potencial petrolero, ambos miembros de la OPEP. Y creo que el comandante Chávez, en su momento, al principio de su mandato vio claramente que la diversificación de las relaciones internacionales de Venezuela, que prácticamente era una neocolonia de EEUU a finales los años 90, pasaba por tejer alianzas estratégicas con países tan importantes en lo cultural, en lo económico, en lo energético y en su voluntad de lucha como con la República Islámica de Irán”, añadió.

Arreaza recordó: “La relación entre Irán y Venezuela, hace unos 15 o 16  años, era potente en muchas áreas, pero tal vez demasiado dispersa; no había unos objetivos determinados claros, tal vez también por las circunstancias. Venezuela en ese momento no estaba señalada, ni asediada, ni bloqueada; teníamos una gran disponibilidad de recursos para invertir en distintas áreas que cubrían muchas necesidades. Y el Gobierno iraní, en su momento, hizo grandes esfuerzos, bajo el liderazgo del Ayatolá, para ayudar al pueblo venezolano por medio de las inversiones de Irán”.

“Ahora es otro momento, y creo que tanto el presidente Maduro como el presidente Rohani han entendido perfectamente la necesidad de concentrarnos en determinadas áreas, unas áreas estratégicas que ante el bloqueo estadounidense contra ambos países, pero en este caso contra Venezuela, se han convertido en máximas prioridades para el pueblo venezolano, y allí es donde nos estamos concentrando. Por poner algunos ejemplos, en energía, la producción de petróleo sin lugar a dudas es importante, y también el transporte de mercancías o la alimentación”, agregó, resaltando: “Creo que Irán y Venezuela están dando un ejemplo de cómo podemos avanzar unidos a pesar de la adversidad y las agresiones; podemos avanzar ante las dificultades, que es lo que ha ocurrido en nuestra relación bilateral en estos últimos años; crecer para crecer en el futuro mucho más”.

Al ser preguntado sobre la reciente visita del canciller Zarif a Caracas, Arreaza subrayó que ambos hicieron una profunda revisión de la relación bilateral que se ha ido expandiendo de manera muy dinámica en los últimos dos años, destacando: “Tenemos muchos proyectos, y concretamente en el campo energético estuvimos hablando detalladamente, porque Irán ha formado parte de los esfuerzos de Venezuela por reactivar plenamente su industria petrolera, a pesar de las sanciones de Estados Unidos”.

“El envío de los buques, los petroleros que transportaron gasolina a Venezuela, fue considerado como un desafío a Estados Unidos; pero más allá de eso, se trató de un acto de solidaridad de Irán con el asediado pueblo venezolano, al igual que hace una década, nuestro pueblo y el presidente Hugo Chávez fueron solidarios con Irán ante un importante acoso que sufrió. Así que revisamos nuestros programas de cooperación económica, productiva, energética, cultural y vamos avanzando; y, por supuesto, hicimos una serie de análisis compartido sobre la geopolítica mundial, la geopolítica en Oriente Medio, en América Latina y El Caribe, así como evidentemente sobre los cambios que se están produciendo en nuestro planeta actualmente”, añadió.  

Arreaza, que a principios de este año visitó Teherán donde mantuvo diversas reuniones, se refirió a la posibilidad de que las altas autoridades de ambos estados intercambien viajes en un próximo futuro, afirmando: “En este momento una delegación venezolana se encuentra en Irán y una delegación iraní en Venezuela para examinar distintos sectores y para poder avanzar en una cooperación diversificada y concentrada en los sectores prioritarios; y tenemos pendiente la celebración de la próxima comisión bilateral, una comisión mixta de todos los ministerios y los proyectos allí reunidos para poder dar pasos gigantes hacia el futuro”.

En cuanto al punto de visto de Caracas respecto al resultado de las recientes elecciones presidenciales en EEUU, Arreaza señaló: “Más que hacernos expectativas, siempre, incluso durante los años del gobierno de Trump, hemos hecho una reflexión sobre la élite que domina Estados Unidos y la necesidad de que mantenga relaciones de respeto con los países soberanos el mundo; relaciones de cooperación, o relaciones de amistad, incluso, por qué no. Un Estados Unidos positivo, un Estados Unidos constructivo, que respete el multilateralismo y que respete el derecho de los pueblos a ser libres, a desarrollarse plenamente, lo cual sería un gran valor agregado para nuestro mundo”.

“Respecto al nuevo Gobierno de Estados Unidos nosotros no tenemos grandes expectativas; lo que siempre hemos deseado es que esa élite que domina Washington reflexione sobre su propio rol en la historia, entienda que es un imperio que está en decadencia y se resiste a morir, y que se readecúe, se readapte, y se humanice en sus relaciones con el resto del mundo”, insistió, añadiendo que ante la nueva administración estadounidenses, Caracas aplica la política de «Wait and see».

“Vamos a esperar y ver; si vienen cosas positivas para el mundo, para Nuestra América, para Venezuela, perfecto, bienvenido. Si quieren seguir retándonos, desafiándonos, sabremos responder también; tenemos un pueblo con mucha conciencia y los pueblos libres del mundo como el iraní o el venezolano, tenemos mucha conciencia para superar cualquier obstáculo, incluso el de un imperio en decadencia”, subrayó.

Arreaza denunció que el Gobierno de Donald Trump, en Venezuela, en Irán, en Cuba y en muchos otros lugares violó el derecho internacional, violó la Carta de las Naciones Unidas y generó sufrimiento a esos pueblos con sus medidas coercitivas y hostiles, y sus ataques, incluso, como el asesinato del general Soleimani a principios de este año, o la amenaza militar contra Venezuela y el bloqueo financiero.

Dado que las sanciones estadounidenses han generado mucho daño en la economía y en definitiva al pueblo venezolano, dijo el canciller, la posición de Venezuela no solo es una queja, sino que denuncia el comportamiento de Washington de imponer la ley del imperio y no el imperio de la ley internacional.

IRNA

Tags: , , ,