Embajador Iván Zerpa: China y Venezuela han consolidado su relación estratégica

Desde el año 2014 Venezuela y China han elevado su relación a nivel de Asociación Estratégica Integral, en este contexto, ¿podría realizar un breve balance sobre la relación China – Venezuela hasta la actualidad? En efecto, la Asociación Estratégica Integral China–Venezuela ha venido consolidándose y, con la histórica Visita de Estado que realizó el Presidente Nicolás Maduro Moros a la República Popular China en septiembre del año 2018, se reafirmó el compromiso de ambos mandatarios de imprimir todos los esfuerzos conjuntos necesarios para elevar aún más el nivel de relacionamiento y hermandad que ha brindado grandes frutos a China y Venezuela, y llevar la Asociación Estratégica Integral a una nueva era. Se suscribieron 28 nuevos acuerdos en las áreas comercial, económica, financiera, educativa, cultural, agrícola, científico-tecnológica y estadística. Los frecuentes intercambios de visitas entre Altas Autoridades de los distintos Poderes Públicos de ambos países han sido propulsores de la dinámica de las relaciones bilaterales. Las instituciones de nuestros Gobiernos comparten una fluida comunicación y colaboración en las materias concernientes, todo bajo la coordinación estratégica de la Comisión Mixta de Alto Nivel (CMAN) China – Venezuela, la cual se encuentra actualmente por instrucciones del Presidente de la Republica Nicolás Maduro, bajo la presidencia de la Vicepresidenta Ejecutiva de la Republica, Delcy Rodríguez, demostrando así el alto nivel político que le otorga nuestro gobierno a la cooperación con China. En los últimos meses, hemos recibido en Venezuela importantes delegaciones chinas para continuar avanzando en las diferentes áreas de cooperación, siendo la más reciente, la visita del Ministro de Agricultura y Asuntos Rurales de la República Popular China, Han Changfu, quien fungió como enviado especial del Presidente Xi Jinping para participar en el Acto de Toma de Posesión del Segundo Mandato del Presidente Nicolás Maduro, el pasado 10 de enero de 2019 en Caracas. Este año 2019, al cumplirse 45 años del establecimiento de Relaciones Diplomáticas y 5 años de haber elevado el nivel a Asociación Estratégica Integral, podemos decir que la relación bilateral China -Venezuela marcha a un excelente y consolidado ritmo, con aún mayores perspectivas a futuro para los dos pueblos. Cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) destacan que Venezuela concentra cerca del 42% de la inversión china en la región durante la última década, dicha inversión ha sido direccionada a desarrollar múltiples proyectos de gran envergadura. ¿Cuál o cuáles son los proyectos emblemáticos producto de la cooperación entre China y Venezuela? El desarrollo exitoso de la relación de cooperación entre Venezuela y China se ha basado principalmente en los pilares energético, financiero, tecnológico y comercial, alcanzando importantes logros en diversos sectores. Particular mención merece la constitución y ejecución del Fondo Conjunto Chino-Venezolano, cuyos distintos tramos se invierten en la promoción de proyectos de positivo impacto en territorio venezolano. Desde la llegada de la Revolución Bolivariana al poder y a partir de la creación de la Comisión Mixta de Alto Nivel en el 2001, se han suscrito más de 500 acuerdos en las áreas Energética y Minera, Agrícola, Económica y Comercial, Cultural, Asuntos Sociales, Educativa, Ciencia, Tecnología, Industrial y Aeroespacial y Relaciones Bilaterales. En este contexto, casi se podría afirmar que no hay esfera de la vida pública nacional en la cual no se haya ejecutado proyectos de cooperación con China. Destacamos la cooperación en materia petrolera, la cual se ha desarrollado fructíferamente en el marco de los principios de complementariedad y reciprocidad, tomando en consideración la alta demanda de fuentes de energía de China y la gran base de recursos petrolíferos con los que cuenta Venezuela, ecuación que garantiza los planes de desarrollo de nuestras naciones. Esta ecuación la entendía perfectamente el Comandante Chávez y es por ello que desde su llegada a la presidencia en 1999, le otorgó prioridad al relacionamiento en el ámbito energético con China, impulsando proyectos de cooperación conjunta entre las dos naciones. Actualmente, la cooperación con China abarca toda la cadena de valor de los hidrocarburos: exploración, producción, refinación y suministro; y sobre la base de los ingresos obtenidos se han logrado construir y sustentar mecanismos novedosos de financiamiento para el desarrollo de proyectos en diversas áreas del ámbito nacional venezolano. Mención especial merecen los avances alcanzados en las empresas mixtas constituidas entre PDVSA y las empresas petroleras chinas, las cuales vienen a apalancar el esfuerzo conjunto para incrementar el suministro de petróleo a China a un millón de barriles al día, así como los planes de producción en Venezuela para el año 2025, fecha en la que se prevé alcanzar una producción petrolera de 5 millones de barriles diarios. Cabe destacar también la cooperación en materia de construcción y reparación de viviendas: la Gran Misión Vivienda y la Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor, políticas sociales que avanzan gracias a la cooperación con la nación china. La Gran Misión Vivienda, impulsada por el Presidente Hugo Chávez en abril del año 2011, ha logrado construir y entregar más de 2 millones 500 mil viviendas dignas a familias venezolanas. En cuanto a la Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor, proyecto creado en agosto del año 2009 para transformar el hábitat (la vivienda y los espacios públicos), el pasado año alcanzó el hito histórico de 1 millón de viviendas rehabilitadas para beneficio del pueblo venezolano. Asimismo ha sido especialmente fructífera la cooperación aeroespacial: el satélite Simón Bolívar (Venesat-1), lanzado en octubre de 2008, fue el primer satélite de telecomunicaciones de Venezuela, desarrollado en cooperación con la Corporación China de Ciencia y Tecnología Aeroespacial y que ha permitido interconectar una cantidad importante de instituciones educativas, de salud, servicios comunitarios, sistemas de distribución y producción de alimentos. Pero además, hoy contamos con dos satélites de percepción remota, el satélite Miranda (VRSS-1), lanzado en septiembre de 2012, y el satélite Antonio José de Sucre (conocido por las siglas VRSS-2), lanzado en octubre de 2017, los tres satélites han sido construidos en cooperación con la Corporación China de Ciencia y Tecnología Aeroespacial. Para el VRSS-2, se contó con la presencia y el trabajo activo de jóvenes científicos venezolanos en cada fase, desde el diseño hasta la puesta en órbita. Se trata de un desarrollo fundamental para un país como el nuestro que cada día está forjando su independencia tecnológica. En 2018 se desató la denominada Guerra Comercial entre Estados Unidos y China, generando posibles disputas y repercusiones geopolíticas en América Latina, por ser una región de elevada influencia estadounidense y china en la actualidad. Tomando en cuenta que China es un Aliado Estratégico para Venezuela, ¿cómo podría ser afectada la alianza en materia de inversiones que realiza China en nuestro país, aunado al hecho de las sanciones impuestas por la administración de Donald Trump sobre Venezuela? China y Venezuela mantienen una relación estratégica basada en los principios del Derecho Internacional y los principios de planificación perfecta, gradualidad, solidaridad y complementariedad para el desarrollo de sus Pueblos. Ambos países han reafirmado en cada oportunidad que su cooperación no va dirigida a terceros ni implica la sumisión a “bloques”, antes bien reivindica la multipolaridad y el respeto a la soberanía y autodeterminación de los pueblos. Asimismo, la República Popular China ha expresado en diversas oportunidades su posición de rechazo al establecimiento de sanciones unilaterales y la jurisdicción de brazo largo por parte del Gobierno de los Estados Unidos contra nuestro país. En este sentido, vale destacar la firme posición de respeto y apoyo expresada por la vocería de la Cancillería china a Venezuela, quien ha manifestado la plena confianza de la parte china en la capacidad del gobierno y del pueblo venezolano de manejar nuestros asuntos internos dentro del marco legal, subrayando también que Venezuela es un socio estratégico integral para China. Con estas bases y lo que hemos conversado a lo largo de esta entrevista sobre cómo cada día la relación bilateral entre ambos países se viene fortaleciendo, puedo asegurarte que no se ve ni se verá afectada las inversiones chinas en nuestro país, ni mucho menos la relación política que sostenemos y que nuestros líderes atesoran. Parte de la ofensiva de la guerra económica y del plan de desestabilización que lidera insolentemente y descaradamente los EE.UU en contra de nuestro país, consiste en aislarnos, pero gracias a la visión estratégica que tuvo el Comandante Chávez para establecer nexos con nuevos socios, y con la profundización de esta política por parte del Presidente Nicolás Maduro, Venezuela cuenta hoy en día con sólidas relaciones con grandes países que mantienen importantes equilibrios en la configuración del poder mundial. El pasado mes de noviembre, usted participó en el Foro Internacional del Discurso sobre la Iniciativa de la Franja y la Ruta realizado en la Jiangsu Normal University, donde se plantearon distintos puntos de vista sobre esta iniciativa, ¿cómo visualiza usted la inserción de Venezuela en la Iniciativa de la Franja y la Ruta? La República Bolivariana de Venezuela, como buen amigo y socio estratégico, siempre ha reconocido y respaldado las iniciativas de la República Popular China que apuntan al desarrollo de los pueblos y que contribuyan a la paz del mundo. En este sentido, Venezuela participó en el Primer Foro de la Iniciativa de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, en el año 2017; de igual forma, hemos participado en reuniones sectoriales enmarcadas en la Franja y la Ruta, tales como el Foro Internacional de Cooperación Judicial (Dunhuang, septiembre de 2017) y la I Conferencia Ministerial de Energía (Suzhou, octubre de 2018). Ya estamos trabajando en nuestra participación activa en el II Foro de la Iniciativa de la Franja y Ruta para la Cooperación Internacional, que se llevará a cabo este año 2019. En septiembre del año 2018, Venezuela y China suscribieron el Memorándum de Entendimiento sobre la Cooperación en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, con el cual el país formaliza su entrada a una iniciativa a la cual tiene mucho que ofrecer, con amplias posibilidades de convertirse en una palanca para el proyecto en América Latina y el Caribe. Estamos convencidos de esto porque contamos con fortalezas como nuestra ubicación geográfica, recursos minerales y energéticos ingentes, por la experiencia – tanto en años como en áreas temáticas – en la cooperación con China, por la presencia consolidada de las empresas chinas que ya operan en el país… son ventajas a la hora de facilitar los mecanismos para el impulso de los proyectos en la región en el marco de esta Iniciativa. También considero que con la puesta en marcha, en octubre pasado, por instrucción del Presidente Nicolás Maduro Moros, del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, avanzaremos en la estrategia de captación de inversiones, apertura y diversificación económica para recuperar la producción nacional y avanzar hacia la consolidación de un aparato productivo nacional de mayor competitividad y eficiencia, capaz de servir a la integración del país a la gran iniciativa de corredores comerciales que representa la Franja y la Ruta. Embajador, hablemos un poco ahora sobre la cooperación académica entre ambas naciones. ¿Qué papel cree usted que debe desempeñar los centros de investigación y la producción de conocimiento en el fortalecimiento de la cooperación entre China y Venezuela? El intercambio de ideas y los aportes para la creación conjunta de conocimiento es fundamental para mantener la fuerza y la vitalidad de la cooperación bilateral. Durante la reciente Visita de Estado del Presidente Nicolás Maduro a China, dedicó un espacio de su agenda para reunirse personalmente con las autoridades del Centro de Investigación para el Desarrollo del Consejo de Estado de China, allí participaron destacados investigadores del centro y parte de la delegación oficial, ministros que acompañaron al Presidente, fue una jornada muy enriquecedora y productiva. Como resultado de ese encuentro, y a fin de dar continuidad al relacionamiento con el Centro de Investigación para el Desarrollo del Consejo de Estado de China, actualmente coordinamos un programa de cooperación para el intercambio de conocimientos en áreas estratégicas, el cual estamos seguros redundará en beneficios para ambas partes. En un mundo donde los cambios se suceden cada vez más rápido y de forma interconectada, es menester que muchas más personas, centros, universidades, instituciones, estudien y analicen los procesos históricos que atravesamos, en todas las áreas: políticas, económicas, sociales, culturales. De igual forma, las circunstancias actuales del país nos exigen mayores esfuerzos en estudiar, profundizar, analizar los procesos que acontecen. Es urgente el registro y la cuantificación de los enormes esfuerzos que se realizan para seguir construyendo el país que queremos, la lucha diaria del Gobierno Bolivariano junto al pueblo; en primer lugar, para entender los fenómenos a profundidad; en segundo lugar, para levantar mejores herramientas al servicio de las siguientes generaciones; y en tercer lugar, para poder intercambiar información y experiencias con nuestros aliados, en este caso con China. Sabemos que China cuenta con una amplia estructura de instituciones, centros y tanques pensantes que están al servicio de su Gobierno, y su pueblo, a través del diseño y ejecución de políticas económicas, sociales, militares, culturales, etc. Estamos trabajando con algunos de los más importantes y seguimos abiertos a trabajar con muchos más en el diseño y acompañamiento de procesos, en los análisis que en determinado momento permiten rectificar, profundizar o cambiar si es necesario según el comportamiento de las variables en estudio, para llevar a cabo los planes y proyectos de la nación. Para finalizar, hago votos para que sigan consolidándose Centros de Investigación en Venezuela como el Centro Venezolano de Estudios sobre China, y que éstos sigan produciendo documentos, proyectos y alcancen alianzas con Centros de Investigación de China para que aporten al país y a la cooperación nuevos conocimientos. Entrevista realizada por el equipo editorial del Centro Venezolano de Estudios sobre China (CVEC)